Salir de la rutina y destinar un día para consentirse, thumb tal y como lo hacen en un spa profesional, recipe es un excelente recurso para combatir el cansancio. Olvídate del trabajo y concéntrate solo en tu propio bienestar.

Al despertar estírate bien, luego levántate y toma un desayuno con jugo de naranja, ensalada de frutas, cereales, café o té, mientras escuchas música o lees el periódico.

Empieza tu rutina aplicándote en el cabello una mascarilla revitalizante. Deja que el tratamiento haga su efecto, mientras das inicio a la limpieza facial.

Mascarilla para el rostro
Exfolia y limpia tu rostro todas las mañanas. (Foto: Servicios)

Empieza por darte una exfoliación en el cutis, usa un gel limpiador que purifique y suavice tu piel. Después aplica una mascarilla relajante y por último utiliza un tónico que elimine la grasa.

Procede a darte un baño intercalando agua caliente y fría, esto, según la masajista Gabriela Casavantes, activa la circulación sanguínea. Para obtener mejores resultados la especialista sugiere girar la manguera de la regadera con movimientos circulares, desde los tobillos hasta el cuello, haciendo hincapié en las piernas y en el pecho; por último, dúchate con agua fría.

Lava tu rostro y cabello, para retirar las mascarillas. Sécate bien y cubre tu cuerpo con una capa de crema humectante. Al aplicarla date suaves masajes circulares y ponte una bata de toalla.

Relaja tus pies
Consiente tus pies sumergiéndolos en agua caliente. (Foto: Servicios)

Consiente y relaja tus pies sumergiéndolos por diez minutos en un balde con agua tibia y espumosa. Quítales la humedad y aplica un gel exfoliante para eliminar las células muertas; vuelve a remojarlas y, finalmente, dales un suave masaje con crema humectante; descansa y bebe un jugo de tomate o de zanahoria.

A la hora del almuerzo come un platillo que incluya verduras y frutas acompañado de té verde. Tras la comida toma una siesta reparadora.

Al despertar dale a tus manos un baño de agua tibia y jabonosa, luego huméctalas con una fórmula para suavizar la piel y mantener tus uñas fuertes y sanas. Aplícate un fortalecedor de uñas y barniz sin color.

Para terminar y obtener una buena relajación, la especialista en masajes Karin Félix le sugiere que por la noche te des un baño a 37 grados centígrados. Usa un aceite aromático de lavanda, un enjuague con agua de rosas y leche corporal hidratante.

Consejos para un spa en casa

Recurre a la aromaterapia: Para que tu cuarto de baño tenga un aroma agradable y relajante, coloca por toda la habitación varias velas de olor.

Baño en la tina: Toma un baño relajante con agua de rosas, para ello hierve un litro de agua y añade los pétalos de varias rosas, retírala del fuego y úsala en la tina.

Por la relajación: Mantener esencias y aceites aromáticos puede ayudarte a convertir tu cuarto de baño en un delicioso spa dentro de tu hogar.

No hay comentarios

Dejar respuesta